n
e
x
t
posted 5 hours ago - 2,729 notes - reblog
posted 6 hours ago - 144 notes - reblog
posted 1 day ago - 126 notes - reblog
posted 1 day ago - 1,048 notes - reblog
posted 1 day ago - 336 notes - reblog
posted 1 day ago - 5,549 notes - reblog
posted 1 day ago - 44 notes - reblog
❀ ¿Por algo nos conocimos, no? ❀ [Atalanta-the-huntress]

 

Habiendo escuchado la fortaleza que faltó nombrar, ladeó el rostro con una expresión bastante pensativa. ¿Tener más aliados? ¿Era posible eso? En sí, era admirable que una persona como ella tuviera un cargo alto, que haya superado algunos temores, pero sentía que todavía no ganaba la confianza necesaria de los demás. Como por ejemplo, aquella vez que trató de hablar con algunas sirvientas y éstas pidieron disculpas, y se fueron de inmediato sin decir ninguna palabra más. Ese día había llorado mucho.

— M-me gustaría decirte que , pero nono creo que tenga más aliados.—comentó con sinceridad. Lo que si, no negaría que las pocas personas que hablaron mal de ella son las que, curiosamente, están de su lado ahora. Quizá, el verla esforzarse les dio esperanza.— Sin embargo, logré que pocas personas que no tenían buena imagen de mi cambiaran de opinión.

Sonrió. Posiblemente, con el tiempo, más personas se unirían a ella. Kougyoku era una muchachita fuerte, tenía carácter, tenía personalidad, lo único que faltaba era dejar de confiar tanto en las personas y mostrar que valía más de lo que decían.

image

— Sí, ella debe estar esperando tu llegada.—sonrió más. Así es como deseaba verla, feliz, no triste u enojada.— S-si algún día tomas la decisión de ir, te acompañaré.—aunque aquello iba a ser difícil, no la dejaban salir del palacio así no más.— ¿Hm? —los latidos de su corazón empezaron a ir con prisa, sus mejillas ya coloradas sólo aumentaron el tono de éste.— ¿D-de verdad? ¿¡D-de verdad ya confías en mi, Atalanta-chan!? —era un alivio, un alivio que la contraria tuviera fe en ella, además de quererla.— ¡M-me has hecho muy feliz este día! Hacía tanto tiempo que no la pasaba tan bien en este lugar —admitió. Sus ojos tenían ese brillo peculiar que sólo aparecía cuando muy emocionada estaba—.

Le sonrió. Kougyoku tendría un gran futuro, estaba segura de ello, ojalá ella lo viera de esa misma manera, quizá lo único que faltaba era esperar.

—¿E-eh? P-por supuesto que confió en ti — giró su rostro levemente azorada, aún no se acostumbraba a las grandes muestras de cariño de la chiquilla. No es que no le gustaran, al contrario, es sólo que… Atalanta había sido criada con una gran falta de emociones “cálidas” y el recibirlas todas tan repentinamente era una gran shock para ella — ¿A qué te refieres con que no la pasabas bien? ¿Acaso ya no te habías acercado a esta zona?

Un leve gruñido brotó de su estómago, lo que hizo que bajara sus orejitas un tanto apenada. Tenía hambre. Aún no lograba descifrar como funcionaba el prana en ese lugar por lo que debía consumir mucho más alimento para “seguir funcionando”.

—Ne, Coneja, ¿no me habías prometido una deliciosa cena o algo así? Muero de hambre. 

posted 3 days ago - 233 notes - reblog
posted 3 days ago - 280 notes - reblog
posted 4 days ago - 1,555 notes - reblog